viernes, 29 de marzo de 2019

Ford fue el primer fabricante de un coche para conductor sin brazos

Hace ya 6 años, Ford fabricaba el primer  coche para conductor sin brazos. Se trata del C-MAX producido en Almussafes adapta los dispositivos de conducción en la zona de los pedales, un vehículo que cuesta 70.000 euros.

Ford fue el primer fabricante de un coche para conductor sin brazos

Ford fue el primer fabricante de un coche para conductor sin brazos

En 2013 la factoría Ford de Almussafes hizo posible el sueño de David Rivas, un joven madrileño de 34 años que se convirtió en el primer europeo sin brazos en obtener el carné de conducir tras la fabricación en la planta valenciana de un vehículo -modelo C-Max- adaptado a su discapacidad. El vehículo, que cuenta con todas las tecnologías en materia se seguridad, cuenta con cuatro dispositivos en la zona de los pedales, incluido el manejo del volante, que se activan con ambos pies. Los presidentes de Ford España, José Manuel Machado y del grupo DKV, Javier Vega, entregaron el citado vehículo, cuyo coste de producción ronda los 30.000 euros, cantidad a la que hay que añadir otros 40.000 euros para adaptarlos a las condiciones especiales del nuevo usuario.

Fruto de su afán de superación, David Ribas se convirtió en julio de 2011 en obtener el permiso de conducir sólo con la ayuda de sus pies. Hasta ese entonces, este joven discapacitado tenía que coger cada día un tren para ir a trabajar, aunque gracias a sus nuevo vehículo pudo tener mucha más autonomía y un mayor grado de movilidad.

El turismo donado por Ford fue un C-Max 2.0 TDCi, producido en Almussafes, única planta europea que produce este modelo y se exporta a varios países del Viejo Continente. Las posiciones del cambio se activan con los dedos del pie derecho. Otro pedal manejado con el pie izquierdo, al presionarlo, funciona como acelerador o freno. Y otro dispositivo controla luces, limpiaparabrisas y la bocina. Ford lleva años ya trabajando en el mundo de la discapacidad, fundamentalmente junto con la ONCE, en el empleo a discapacitados en la fábrica de Valencia. Según el presidente de DKV, "David Ribas ejemplifica a la perfección la capacidad de esfuerzo y superación tanto en la vida como en el trabajo". DKV Integralia cuenta con más de 240 empleados afectados por discapacidades físicas graves.

0 comentarios:

Publicar un comentario