viernes, 8 de marzo de 2019

Bienvenidos a Todo Motores

Bienvenidos a nuestro blog Todo Motores, lugar donde iremos posteando curiosidades, datos y características de automóviles, fotos y videos de coches asombrosos y todo lo que tiene que ver con el mundo del motor en general.

Porsupuesto que están más que invitados a subirse a nuestro blog y conducirlo junto a nosotros. Cómo? Compartiendo en nuestras redes sociales lo que les parezca importante o de relevancia para subir a nuestro blog.

Antes de poner primera y acelerar a fondo, compartimos una carta anónima de porqué los automóviles rápidos gustan tanto.

Bienvenidos a Todo Motores

"Creo que la sensación que se siente al conducir un automóvil rápido puede cambiar la forma en que manejas automóviles. Mi creencia comenzó cuando era un niño. Mi tío conducía rápido a todos los lugares a los que iba. Entonces comencé a experimentar la sensación de estar en un coche rápido. Tenía un Camaro negro que fue diseñado para correr carreras. Comencé a crecer con la necesidad de conducir un auto rápido. Creo que si te sientes bien haciendo algo puedes disfrutarlo más. Me encanta conducir un auto rápido porque puedo dejar que mis emociones se enloquezcan como quizás también lo hizo mi tío. Me encanta conducir autos rápidos por su estilo y el sonido que hacen.

La sensación de conducir rápido es como ninguna otra cosa que haya experimentado jamás. Mi sensación comienza cuando estoy sentado allí en el semáforo. Empiezo a sentir que mi corazón late más rápido, como si estuviera empezando a correr en una carrera. Entonces comienzo a tensarme con entusiasmo por la luz verde. Tan pronto como la luz se vuelve verde, aprieto el acelerador. Mis ojos se agrandan a medida que el auto se acelera, y mi cuerpo se siente como si estuviera en un ascensor que lo está llevando hacia adelante. Cierro los ojos por un segundo, y siento que estoy viajando a la velocidad de la luz. He conducido un camión y una furgoneta y no se siente lo mismo. Conducir un camión o una furgoneta no es lo mismo. Creo que la sensación de conducir un auto rápido puede cambiar la forma en la que sientes el manejar por completo.

El sonido de un auto rápido me ha hecho amar los autos potentes. Tuve un Mercury de 76 ′, Cougar que hacía un sonido increíble. Recuerdo estar en un semáforo y cuando la luz se volvió verde, presioné el acelerador y el motor V8 rugió como un león. Mis llantas comenzaron a girar en el lugar, y en 15 segundos el automóvil aceleró a 60 millas por hora. En un minuto, estaba conduciendo a 120 millas por hora, pero sentí que el auto podía ir más rápido, por lo que aceleré hasta 180 millas por hora. Sentí que estaba conduciendo en las nubes, y no podía creer que el auto iba tan rápido. Me di la vuelta y vi otro auto que conducía a mi lado. Era un Corvette de 1999; una mujer lo conducía. Condujimos por millas juntos, uno al lado del otro, hasta que tuve que doblar hacia mi camino. Me encanta conducir autos rápidos, es como una adicción. El sonido del coche me da ganas de gritar desde dentro. Una vez tuve un Cadillac V8 1995; me encantó porque la velocidad máxima era de casi 190 millas por hora. Estábamos en una carretera hacia Los Ángeles. Muchos autos me empujaban a ir más rápido, pero ya iba a 80 millas por hora. Me molesté tanto que presioné el acelerador y aceleré a 110 millas por hora en segundos. El sonido que hizo el auto me impulsó a continuar a la velocidad máxima.

Creo que un coche debe tener estilo para conducirlo rápido. No puedes conducir un automóvil que está casi listo para el basurero o su pintura está tan descolorida que no se puede saber de qué color era. Personalmente, creo que debes tener el auto correcto para conducir rápido. Debes tener accesorios que lo distingan frente al automóvil de los demás. Los neumáticos delanteros de mi 76 Cougar eran regulares, pero los de atrás eran neumáticos de carreras. El coche tenía llantas cromadas. El color del coche era original como el bronceado. La parrilla delantera estaba cromada, y todos los accesorios también lo estaban. Creo que un auto con estilo haría que cualquiera amara su auto.

En conclusión, he experimentado la conducción de muchos otros tipos de vehículos, y no puedes conducirlos todos de la misma manera que lo harías con un automóvil. Un coche es un poco más fácil de controlar, y puedes acelerar más rápido que en una camioneta o camión. He conducido rápido, pero cuando el auto que conduzco emite un sonido como si un camión se tratara, es difícil no seguir conduciendo rápido. Creo que el estilo de tu carro te da un derecho especial para poder acelerar a veces. El sonido y la velocidad de un automóvil me encantan al conducir rápido. La sensación de conducir rápido está llena de adrenalina que se genera al pasar los automóviles de al lado. Por eso me encantan los coches rápidos."

0 comentarios:

Publicar un comentario